Ruta de las palmeras singulares con el PAC

Home / Ruta de las palmeras singulares con el PAC - 7 marzo, 2018 , by administrador

El pasado viernes 2 de marzo los alumnos del PAC hicimos una salida al Parque Municipal para estudiar de cerca un grupo de palmeras pertenecientes a las consideradas singulares del palmeral ilicitano.

 

Observamos las características y dibujamos muchas de ellas, entre las que se encuentran:

 

  • El tridente: palmera de tres brazos que comienzan asurgir desde un metro de altura aproximadamente.

 

La palmera del colom: que se inclina a determinada altura quedando casi horizontal y seguidamente vuelve a retomar su crecimiento en vertical. Llamada así porque está cerca del palomar y muchas palomas aprovechan su parte horizontal para detenerse.

 

El candelabro:  a unos 4 metros de altura le brotan 5 brazos, pero no repartidos alrededor del tronco, sino en dos extremos opuestos, donde se alinean como un candelabro judío o “menorá”. Solo una de cada 30.000 palmeras presenta características similares.

  • La palmera de la font: conjunto de ocho brazos fue instalado en su actual emplazamiento tras ser cedido por la familia Rico Román para una ampliación hacia el este del Parque Municipal, en 2013. Su gran envergadura -cuatro metros de diámetro y siete de altura- hizo necesario la instalación de una estructura metálica para sujetarlo.

 

  • La centinela: con sus 25 metros de altura desde el suelo hasta la “balona”, sin contar las palmas, este auténtico rascacielos vegetal de más de 200 años es el segundo ejemplar más alto del Palmeral, después de La Golondrina ( desgraciadamente esta última se ha secado). Recibe su nombre en honor a Pepe Tejera, cantante ilicitano que en una de sus canciones dedicadas a Elche llama a las palmeras “centinelas de mi pueblo”.

 

 

Una actividad enriquecedora que nos ha hecho prestar atención.

 

” ¡Cuantas veces habíamos pasado por allí y no nos habíamos dado cuenta!”

 

Texto y foto de grupo: María José Antón. Profesora del PAC

Fotos de palmeras: descubriendo Alicante